Los mejores destinos para viajeros yoguis

Los mejores destinos para viajeros yoguis


Compra
un vuelo, coge tu esterilla y practica en estos destinos perfectos para yoguis
viajeros.

Cada vez son más los viajeros que deciden aprovechar sus vacaciones para combinar dos de sus pasiones: viaje y yoga. Esta tradición milenaria, que cultiva tanto el cuerpo como la mente, ha ido ganando adeptos por todo el mundo y ahora es posible practicarla casi en cualquier rincón. Si estás pensando en hacer una escapada con tu esterilla, sigue leyendo porque en Skyscanner vamos a contarte los mejores lugares para hacer yoga mientras viajas. Desde los más icónicos hasta sorprendentes retiros en los que, seguramente, no habías pensado y donde hacer un “saludo al sol” será aún más especial.

Mysore (Inde), la cuna del Ashtanga

Fue en la pequeña ciudad de Mysore donde el gurú K. Pattabhi Jois dio forma al yoga asthanga vinyasa. Considerado como la
evolución moderna del yoga indio clásico, esta variedad enlaza las asanas, posturas, con movimientos de
conexión, la vinyasas, et, al mismo
tiempo, tiene siempre presente la respiración y mantener la vista en
determinados puntos, la dristhi.
Patthabi Jois diseñó 6 series, que van aumentando en dificultad y que,
normalmente, el estudiante memoriza y practica autónomamente mientras que el
profesor hace correcciones y ayuda a mejorar la práctica. Pour lui, une
diferencia de otros tipos de yoga, la ashtanga
se suele impartir en las llamadas clases
al estilo Mysore
, en las que se requiere un grado de concentración muy
elevado.

Con una afamada shala à Gokulam y una recién inaugurada en un barrio periférico, cada año son cientos los yoguis experimentados de todo el mundo que viajan al estado de Karnataka para practicar con quien ahora le lleva el relevo, su nieto Sharath Jois. Si nunca has probado este tipo de yoga, pero tienes interés, lo mejor es que hagas base cerca del primero.

Puesto que asistir a las clases de Sharath requiere un nivel avanzado en la práctica y la memorización de la serie, te aconsejamos que te dirijas a Gokulam, donde encontrarás decenas de escuelas (te aconsejamos las de primera hora de Yoga Bharata), hostales y restaurantes para avanzar a tu ritmo. Su ambiente relajado y la posibilidad de combinar yoga con clases de meditación, de pranayama (ejercicios de respiración) o Ayurveda hacen a Mysore un lugar perfecto para practicar yoga mientras viajas.

Lire: Qué ver en India: 10 lugares imperdibles

Lago Atitlán (Guatemala), yoga con vistas a los volcanes

Siente una conexión completa con la naturaleza mientras practicas yoga con vistas a uno de los lagos más bonitos del mundo. Rodeado de volcanes, protagonistas de leyendas y de amaneceres extraordinarios, Atitlán es uno de los destinos favoritos de los yoguis viajeros. Dentro de los muchos pueblos ubicados alrededor del lago, San Marcos La Laguna es el que aúna más posibilidades para avanzar en tu práctica. Considerado como el más bohemio y jipi, cuenta con un centro situado en la montaña perfecto para retiros de varios días, The Yoga Forest, y otro especializado en meditaciones guiadas y cursos de yoga que combinan otras terapias, Las Pirámides del Ka.

A tan solo 15 minutos caminando de San Marcos, à
aletargado pueblo maya de Tzununa, aussi
se ubica el ashram Mahadevi.
La escuela Kaivalya se especializa en
yoga Bhakti o “yoga de la devoción a
Dios”. Esta es una variante más relajada en la que se trata más el aspecto
psicológico de la práctica.

Si buscas algo más económico o menos comercial, no lo dudes y dirígete a Santa Cruz, donde, con vistas al lago, parece que se paró el tiempo hace mucho. Isla Verde la La Iguana Perdida ofrecen alojamiento y clases frente al lago, mientras que Villa Sumaya se especializa en retiros de yoga.

Lire: Qué ver en Guatemala: 6 enclaves únicos para descubrir el país maya

Koh Phangan (Thaïlande), yoga con sabor isleño

Conocida por su salvaje Fête de pleine lune, quizás no imaginabas a Koh Phangan dentro de esta
lista de los mejores destinos para
practicar yoga
alrededor del mundo. La mediana de las llamadas “Islas del
Golfo de Tailandia” es un lugar ideal si quieres combinar unas vacaciones de
playa con clases de yoga sin dejarte un dineral en retiros espirituales.

The Sanctuary es toda una institución en Phangan. Ouvert en 1989 en una zona de jungla cercana a Haad Tien Bay, puedes optar por acogerte a un programa de varios días, apuntarte a un “yoga teacher treaning», hacer un “detox” o, simplement, apuntarte a una de las clases diarias que ofrecen. Mejor conectado con el resto de la isla, en el centro de reunión de los yoguis de la bahía de Srithanu, Orion Healing Center ofrece clases diarias de yoga, retiros, talleres y programas de detox con el denominador común de unas vistas al mar espectaculares. Plus loin, gracias a su comida vegana cocinada con ingredientes orgánicos, su restaurante es uno de los más aclamados de la isla.

D'un autre côté, seguro que te interesa saber que, gracias a su buena conexión a Internet, la isla se está posicionando rápidamente como un rincón muy apetecible para nómadas digitales que quieren hacer un parón en su viaje. Además de varios co-workings, ya se pueden encontrar restaurantes de comida healthy casi en cualquier esquina, así como escuelas de masaje tailandés, meditación, reiki la Muay Thai, entre muchas otras disciplinas.

Lire: Todo lo que deberías saber sobre viajar a Tailandia

Ubud (Indonesia), meditación entre arrozales

Gracias a sus exuberantes paisajes de arrozales, la tranquilidad y la espiritualidad que se respira casi en cada rincón y la amabilidad de sus habitantes, la “Isla de los dioses” lleva décadas siendo uno de los destinos preferidos de los viajeros yoguis. Avec plus que 500 centros de yoga y retiros espirituales esparcidos por la isla, la tarea de elegir puede ser menos zen de lo que esperabas. Nuestra recomendación es que, si es tu primera visita a Bali, cojas tu esterilla y te dirijas a Ubud, la capital cultural y el epicentro del yoga en Indonesia. Aquí podrás encontrar desde sencillos alojamientos por 7-8€ diarios hasta lujosas villas con vistas a terrazas de arroz donde descansar tras tus tranquilas sesiones de vinyasa flow o las más cañeras de power flow.

El centro de referencia de Ubud (y casi del Sudeste Asiático) C'est The Yoga Barn, con múltiples shalas, un restaurant, una tienda de zumos casi propios de un alquimista y una sala de tratamientos. Lo mejor es que la variedad de clases y horarios es apabullante, pero ten en cuenta que, al ser tan popular, las salas suelen estar bastante llenas y puede resultarte incómodo si no tienes mucha práctica y necesitas más atención del profesor. Otros estudios menos conocidos, pero más acogedores son Taksu Yoga, Ubud Yoga House la Intuitive Flow.

Si puedes elegir un momento del año para visitar Bali, intenta cuadrar tu viaje con el Bali Spirit Festival. Celebrado durante 7 journées, entre marzo y abril, durante este festival podrás aprender de prestigiosos profesores de yoga y también ser parte de seminarios o meditaciones guiadas.

Lire: Qué ver en Bali, la isla de los dioses

San Juan del Sur y playa Maderas (Nicaragua), asanas con vistas al Pacífico

Con unos atardeceres mirando al Pacífico que te ayudarán a alinear los chakras, San Juan del Sur puede ser tu próximo destino de viaje y yoga. Este antiguo pueblo pesquero ha ido creciendo entre las diferentes colinas que abrigan la bahía en forma de herradura, que ahora albergan hostales y bares de mochileros ansiosos por encontrar olas que surfear y no faltar a la cita con el famoso Sunday Funday. La apuesta más segura para practicar sobre la esterilla en San Juan del Sur es Zen Yoga, donde podrás dejarte caer en alguna clase de spicy vinyasa, yin yasa la gentle flow, apuntarte a un taller o a un retiro o, si coincides con el último miércoles de cada mes, unirte al vinyasa vino, un evento que cierra una relajante clase de yoga (como ya habrás adivinado) con una copa de vino.

Por su lado, playa Maderas es la hermana tranquila de San Juan del Sur. Separadas a tan solo 10 minutos en camioneta, el ambiente de esta es mucho más relajado y más propicio para pasar unos días de comunión con la naturaleza. Podrás combinar tus ratos de mar con la práctica de yoga en Hulakai, Maderas Village o Pranamaya.

Lire: Le 8 mejores cosas que hacer en Nicaragua

La Costa Oeste estadounidense esconde imponentes escenarios que invitan a la meditación. Por eso, los creadores de Yoga in The Wild decidieron lanzar un retiro de yoga que tuviera como telón de fondo el paisaje rojizo del Capitol Reef National Park, al sur del estado de Utah. Esta experiencia de 5 días comienza con meditación y un contundente desayuno para seguir con un recorrido por el parque incorporando el yoga en semejante espacio natural. También se hacen actividades como barranquismo y excursiones por los alrededores, a las que prosiguen las clases de yoga reconstituyente y una nutritiva cena vegetariana.

Puedes combinar esta aventura con una visita a Salt Lake City, una de las ciudades más interesantes de Estados Unidos, la, mieux encore, con una ruta en coche por la Costa Oeste de Estados Unidos.

Lire: Ruta por la Costa Oeste de EE.UU. à 20 journées

Rishikesh (Inde), espiritualidad a raudales

Volvemos a la cuna del yoga para recomendarte uno de los
destinos estrellas si quieres sumergirte de lleno en tu su práctica. Se dice de
Rishikesh que es “la capital del mundo
del yoga”
la, incluso, el lugar de su nacimiento, si, si eres un
enamorado de esta tradición milenaria, no te quedará más remedio que peregrinar
hasta aquí al menos una vez en la vida. Situada a los pies de la cordillera del
Himalaya y atravesada por el Ganges, el río más sagrado de India, tropezarás
cada dos por tres con un ashram, espacios en los que se
cultiva la espiritualidad mediante meditaciones y prácticas de yoga. El más
conocido, aunque actualmente casi abandonado, es el de los Beatles, que poco podrían predecir que harían mundialmente conocida
a la ciudad tras componer en 1968 gran parte de The White Album.

Como habrás intuido, y miles de escuelas de yoga y centros para hacer retiros desde una semana hasta varios meses. Uno de los más tradicionales, con habitaciones más espartanas, C'est Parmarth Niketan, donde necesitarás reservar con varios meses de antelación. Otras alternativas interesantes y con mayores comodidades son Himilayan Yog la Maa Yoga Ashram.

Si te apetece viajar en un momento especial, no te pierdas el International Yoga Festival, uno de los eventos de yoga más importantes del planeta. Suele celebrarse durante la primera de marzo, cuando miles de yoguis viajeros vienen a practicar yoga y meditación, así como asistir a charlas, talleres y pujas en el río Ganges. Si no te lo quieres perder, reserva tu hotel en Rishikesh con tiempo suficiente.

La
Gomera (Espagne), yoga sin salir de España

No hace falta irse lejos de casa para avanzar con el perfeccionamiento de tus asanas. La ubicación extraordinaria y el clima convierten a Canarias en un destino ideal para practicar yoga al aire libre, en especial, en lugares con tanto encanto y paz como La Gomera. En San Sebastián de La Gomera y Valle Gran Rey podrás encontrar varios centros como Ecoyoga la SoulSPA, mais, si lo que buscas es una experiencia diferente, te recomendamos que te alojes en uno de los hoteles rurales o fincas que ofrecen retiros de yoga. Par exemple, la Finca Argayall hace meditaciones guiadas y clases de yoga frente al mar; la Hotel Añaterve ofrece dos clases diarias de iyengar et yoga nidra en su azotea; y la Finca ecológica El Cabrito también cuenta, entre sus muchas actividades, con clases de yoga.

Además de alinear tu cuerpo y mente y disfrutar de la rica gastronomía canaria, en La Gomera te esperan preciosas caminatas por el bosque milenario de laurisilva del Parque Nacional Garajonay, playas salvajes como la de La Caleta o la de la Guancha y el ambiente jipi y los atardeceres de Valle de Gran Rey.

Lire: Le 10 lugares más mágicos de Canarias

Skyscanner es líder mundial en viajes. Verificamos los precios con 1.200 compañías de viajes para obtener el mejor precio en vuelos, hôtels et les voitures de location.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Politique de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
​​​​