7 lugares para visitar cerca de Madrid y disfrutar de unas merecidas vacaciones

7 lugares para visitar cerca de Madrid y disfrutar de unas merecidas vacaciones


Hay tantos lugares para visitar cerca de Madrid que necesitarías una vida entera para descubrirlos, but, do not worry, aquí hemos seleccionado los mejores para que prepares tu próxima aventura.

No hace falta irse demasiado lejos para regalarse esos días de descanso que necesitas. Si vives en Madrid, tienes la suerte de tener una lista de opciones interminable. Solo tienes que hacer unos kilómetros para gozar de pueblos con encanto, excursiones de senderismo, escapadas gastronómicas, fines de semanas románticos en acogedoras casas rurales… En Skyscanner siempre te ponemos las cosas fáciles y, por ello, hemos recopilado los mejores lugares para visitar cerca de Madrid.

Sigue con nosotros y no te faltarán cosas que hacer cerca de Madrid.

1. Pedraza (Segovia), una villa medieval con encanto

A apenas 90 minutos en coche se encuentra uno de los mejores lugares para visitar cerca de Madrid y también uno de los más bonitos de Castilla y León. Pedraza es una verdadera delicia medieval. La villa segoviana te recibe con sus callejuelas empedradas, escudos heráldicos y plazuelas porticadas y rodeadas de casas señoriales. Recorrer su centro histórico, declarado Conjunto Monumental en 1951, no te llevará mucho tiempo, pero esa sencillez y tranquilidad es lo que enamora a quienes se acercan hasta él.

Una buena idea es comenzar desayunando en uno de los bares de la Plaza Mayor mientras te fijas en las típicas casas blasonadas del siglo XIV. Cuando hayas reunido energías, continúa hacia la iglesia románica de San Juan y entra para contemplar los tesoros del Barroco de su interior. Camina por la calle Real y haz una parada en la Casa de Pilatos antes de dirigirte al castillo. Construido en el siglo XIII, se encuentra en un estupendo estado de conservación y merece la pena que descubras su interior.

Seguro que a estas alturas ya te ha entrado hambre y, si no es así, solo tienes que volver a las calles del pueblo para que el olor de la típica comida castellana te abra el apetito. Gracias al aumento del turismo, en Pedraza vas a tener una buena oferta de restaurantes en los que probar las delicias de la tierra. Si no quieres fallar, déjate querer en La Olma y reserva una de las mesas de la terraza para gozar con la vista y el paladar.

Naturaleza a raudales para completar esta escapada

Puedes completar esta excursión desde Madrid con otros rincones cercanos. E.g., si necesitas refrescarte, nada como las piscinas naturales de El Chorro, en plena Sierra de Guadarrama. Los más activos pueden hacer algunas de las rutas de senderismo que salen del pueblo: la de la Orejanilla, la de las Tongueras o la del Mirador de la Velilla. Anímate también a hacer un recorrido en piragua por las Hoces del Duratón y quedarte con la boca abierta con este brutal paisaje de nuestro país.

Further, si estás buscando pueblos con encanto cerca de Madrid para el mes de julio, seguro que quieres reservar con semanas de antelación una habitación un hotel tan coqueto como la Hospedería de Santo Domingo, ubicado en un edificio de piedra del siglo XVIII. En los dos primeros sábados de julio se celebra la Noche de las Velas, una velada mágica en la que los vecinos encienden más de 60.000 velas ubicadas en todos los rincones del pueblo, creando una atmósfera única.

2. La Sierra de Gredos, el descanso natural que te mereces

¿Necesitas respirar aire fresco y empaparte de la naturaleza en estado puro? Una de las cosas que puedes hacer cerca de Madrid es explorar la salvaje Sierra de Gredos. Ubicada entre Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid y Extremadura, is a rincón perfecto para desconectar en cualquier momento del año. Sus cumbres se sitúan por encima de los 2.500 meters above sea level, por lo que no te sonará raro leer que en ellas se encuentren algunas de las mejores rutas senderistas de España.

Muchas de ellas se centran en sus espacios naturales, pero esta región también nos propone una interesante ruta por el valle del río Tietar recorriendo cinco villas encantadoras. Puedes hacerla en coche, en bicicleta o a pie, según te pida el cuerpo.

La senda circular (PRC-AV49) se compone de 17 kilómetros y transita por los restos de una calzada romana. Una buena idea es comenzar por el más pintoresco, Cuevas del Valle, y luego continuar hacia Mombeltrán sin olvidarte de hacer parada en el espectacular Castillo de los Duques de Alburquerque. Después, sigue hacia Santa Cruz del Valle y fíjate en los curiosos murales de algunas de las casas de la Plaza Mayor antes de ir hacia San Esteban del Valle. Recarga energías en el bar Oliver, conocido por su tarta de queso, y luego corona esta ruta en Villarejo del Valle.

Un respiro al verano y sugerencias para el otoño

Si estás buscando lugares para visitar cerca de Madrid en verano, nada como la Sierra de Gredos para disfrutar de temperaturas más moderadas. Aun así, si el calor aprieta, puedes acercarte El Vitillo, El Charco o Las Pasarelas de la Carrera, donde darte un chapuzón en un entorno natural virgen. Otra época ideal para explorarla es el otoño, cuando puedes aprovechar para hacer una de las muchas rutas micológicas. Con más de 100 especies de hongos, no te faltarán opciones para practicar esta interesante y apetecible actividad.

Por si todo ello fuese poco, esta excursión desde Madrid te brinda la posibilidad de recargar fuerzas con la gastronomía avilense. En el menú: patatas revolconas, migas y chuletón. Después, un merecido descanso en algún hotel acogedor como El Rinconcito de Gredos, un espacio rural con vistas a las montañas a pocos pasos de Cuevas del Valle.

3. Sigüenza (Guadalajara), una excursión histórica y gastronómica desde Madrid

Si lo tuyo son las escapadas a lugares con encanto, incluye en tu lista de lugares para visitar cerca de Madrid a la preciosa Sigüenza. Esta ciudad medieval es uno de los sitios que ver en Guadalajara por múltiples razones.

La primera es porque se trata de un rincón importante de la historia española. Se dice que Segontia fue la ciudad más importante de Celtiberia ya en el siglo V a.C. Por ella pasaron los romanos, visigodos, árabes y cristianos, que intentaron mantenerla bajo su dominio debido a su interesante posición geográfica. Todos moldearon lo que es hoy uno de los conjuntos histórico-artísticos más imponentes de nuestro país y que puedes visitar haciendo una excursión desde Madrid.

Puedes empezar tu recorrido por la Ciudad del Doncel por la Plaza Mayor, de estilo renacentista y presidida por la Cathedral, una deliciosa mezcla de estilos románico, gótico y barroco. No dudes en entrar, encontrarás una joya del gótico tardío, el sepulcro del Doncel, y un lienzo de El Greco. Cuando salgas, presta atención a los pórticos del Ayuntamiento antes de comenzar a caminar por la Calle Mayor, en dirección al Castillo de Sigüenza, que domina la vega del río Henares y, therefore, constituyó un importante lugar defensivo durante siglos. Otros sitios de interés en esta maravilla castellana son el Museo Diocesano de Arte Antiguo, la Iglesia de Santiago, la Casa del Doncel o la Plazuela de la Cárcel.

Transforma esta escapada en un deleite gastronómico sumergiéndote de lleno en la gastronomía castellana. Prueba los tradicionales torreznos, las migas y el borracho seguntino, acompañándolo del fino típico. Este es una interesante mezcla de gaseosa, vermut y espuma de cerveza, que no te dejará indiferente.

Rincones para completar esta excursión desde Madrid

Si todas estas razones no te han parecido suficientes, tienes muchísimas opciones para ampliar este viaje. Una buena idea es visitar pueblos cercanos como Palazuelos, Carabias, Guijosa o Pelegrina, también con importantes restos arquitectónicos de época medieval. Para respirar aire puro, nada como hacer una de las rutas de senderismo del Parque Natural del Barranco del Río Dulce, donde se rodaron muchas de las escenas del documental El Hombre y la Tierra de Félix Rodríguez de la Fuente.

Un buen sitio para hacer base en esta excursión desde Madrid es el Parador de Sigüenza. Situado en el castillo, podrás dormir como un rey sobre siglos de historia, pero con todas las comodidades de los tiempos actuales.

4. Buitrago del Lozoya (Madrid), naturaleza en cualquier momento del año

Coge tu coche o alquila uno con nuestro buscador y en tan solo 45 minutos te habrás olvidado del tráfico de la gran ciudad. Uno de los lugares para visitar cerca de Madrid y ganarte esa pausa que necesitas es la Sierra de Guadarrama. Buitrago del Lozoya es un destino perfecto para unas vacaciones de fin de semana the, si tienes ganas de hacer una comunión total con la naturaleza, unos cuantos días más.

Situado en un meandro del río Lozoya, este pueblo fue un importante punto estratégico durante la Reconquista. Allá por el siglo XI, Alfonso VI le concedió a la villa la facultad de repoblar los núcleos que ya existían y de crear nuevos, convirtiéndose en un atractivo señorío durante cientos de años. Esta interesante historia todavía puede apreciarse en su casco histórico, que puede presumir de ser Bien de Interés Cultural en 1993.

Pasear por su recinto amurallado es un placer sencillo. Solo tienes que empezar por la Plaza de la Constitución y dejarte querer por sus tranquilas calles e ir descubriendo rincones como la Iglesia de Santa María del Castillo and he Castillo de los Mendoza. Further, te recomendamos cruzar el puente e ir hacia el otro lado del río, desde donde podrás obtener algunas de las estampas más bonitas de este pueblo cerca de Madrid.

Cultura y naturaleza en Buitrago del Lozoya y sus alrededores

Otros sitios de interés en Buitrago del Lozoya son el Museo Picasso, resultado de la amistad del buitragueño Eugenio Arias con el pintor, and, course, la multitud de espacios naturales que la Sierra Norte de Madrid nos brinda. Dos buenos ejemplos son la ruta del Cerro de Cinco Villas, perfecta para recorrerla caminando o en bicicleta, o el Finnish Forest Rascafría, uno de los bosques más bonitos de España para hacer senderismo.

Si estás buscando cosas que hacer cerca de Madrid en verano, no hace falta irte lejos para refrescarte. El Valle de Lozoya está repleto de pozas como las Presillas de Rascafría. Situadas a 30 minutos de Buitrago, son unas de las mejores piscinas naturales de España.

Para volver a casa completamente reseteado, te recomendamos alojarte en un lugar como la Hospedería del Valle. Podrás despertarte contemplando la Sierra Norte de Madrid sin abandonar las comodidades de un apartamento completamente equipado.

5. Consuegra y las Tablas de Daimiel (Toledo), los molinos de El Quijote

Aunque llevan años allí, no hace mucho que Instagram les ha devuelto una fama más que merecida. The molinos de Consuegra son una excusa ideal para hacer una excursión y visitar otros lugares cerca de Madrid. A tan solo una hora por la Autovía del Sur, esta villa manchega es una estupenda alternativa para unas vacaciones que combinen cultura, gastronomía y naturaleza.

Una buena manera de comenzar a conocer este pueblo con encanto cerca de Madrid es la Plaza de España. Aquí se ubican el Ayuntamiento, el Arco, la Torre del Reloj, todos de estilo renacentista, y el Colegio de San Gumersindo, un precioso ejemplo de la arquitectura manchega. Después sigue recorriendo las calles de trazado medieval caminar hacia la Iglesia del Santísimo Cristo de Veracruz, la Iglesia Parroquial de Santa María la Mayor y la Casa de la Tercia. Esta última se ubica en lo que fueron unas antiguas termas romanas y en sus rehabilitadas cuevas puedes regalarte un festín manchego que recuerdes siempre.

Los fotogénicos molinos de Consuegra

Ya con el estómago lleno, puedes caminar o subir en coche al cerro Calderico, el lugar más fotogénico de Consuegra. Es aquí donde podrás visitar el Castillo de la Muela, de origen musulmán, y algunos de los 12 encantadores molinos abiertos al público. Si quieres vivir algo especial, puedes sentarte en la terraza del Gastromolino y disfrutar de un atardecer épico mientras degustas un queso típico de esta tierra.

Para redondear esta excursión desde Madrid, puedes acercarte a otros pueblos como Alcázar de San Juan, Tembleque, Manzanares o Villanueva de los Infantes. But nevertheless, si eres un amante de la naturaleza, te recomendamos explorar el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, un ecosistema único, que sirve de hogar a muchas especies de aves acuáticas como garzas o martinetes.

Una estupenda sugerencia para dormir en Consuegra es El Patio de los Jazmines. Esta es una casa rural con mucho estilo resultado de la rehabilitación de una casa manchega de mediados del siglo XIX. Further, si estás planificando esta escapada desde Madrid en verano, te encantará saber que tiene una pequeña piscina para luchar contra el calor.

6. Monasterio de Piedra (Zaragoza), descubre la joya natural de Aragón

A poco más de dos horas de Madrid se ubica un paraíso natural y uno de los lugares más bonitos de Aragón. El Monasterio de Piedra es un conjunto monumental que no te dejará indiferente. On the one hand, puedes visitar el monasterio circense construido entre los siglos XIII y XVIII y admirar espacios como el refectorio, la sala capitular o la torre del homenaje, de estilo mudéjar. But nevertheless, quizás te impresionen mucho más las maravillas naturales del parque. El recorrido recomendado te hará caminar por paisaje que el río Piedra ha moldeado durante siglos. Descubrirás cascadas de más de 50 meters, grutas y lagos de agua cristalina en los que verás los reflejos de la montaña.

En el caso de que necesites un toque cultural, puedes pasarte por Calatayud y conocer una de sus muchas iglesias de origen mudéjar. Otra buena alternativa es Belchite, escenario de la cruel Guerra Civil Española y que tiene la fama de ser uno de los lugares encantados de España.

Si buscas un lugar cómodo para alojarte en familia, te aconsejamos reservar en El Rapallo, unos apartamentos rurales situados a tan solo 17 kilómetros del Monasterio de Piedra.

7. Aranda de Duero (Burgos), una escapada enológica desde Madrid

Enfila la A1 y no tardarás a uno de los destinos favoritos por los paladares más exquisitos. El corazón de la Ribera del Duero te espera con los brazos abiertos. His centro histórico, construido entre los siglos XII y XIII sobre el río Duero, es uno de los más bellos de Burgos.

Una buena idea es comenzar por la Main Square, admirar sus soportales y seguir tu ruta hasta la imponente Iglesia de Santa María La Real. Mira hacia el cielo y absorbe cada detalle de su fachada gótica isabelina. Después, puedes caminar por el barrio de San Juan, en el que destacan la Casa de las Bolas, donde se dice que vivió Isabel la Católica antes de convertirse en reina.

Entre las posibles excursiones naturales desde Aranda, te aconsejamos acercarte al Parque Natural de las Hoces de Riaza. Este te ofrece múltiples rutas de senderismo en las que, con suerte, avistar alguno de los ejemplares de la colonia de buitres leonados que habitan estas tierras.

El arte del buen comer y el buen beber en Aranda de Duero

But nevertheless, esta escapada no sería lo mismo sin rendirse a los encantos de lo que salen de los fogones. The lechazo asado es la estrella de restaurantes tradicionales como Casa Florencio, pero el panorama gastronómico de Aranda de Duero ha alcanzado el summum de la modernización en sitios como El 51 del Sol. Elijas lo que elijas, no olvides maridarlo con una copa (o dos) de Ribera.

AND, hablando de copas, para entender aún mejor la importancia del vino en Aranda de Duero, tienes que visitar la red de bodegas subterráneas construida entre los siglos XII y XVII. Este entramado bajo las casas tiene 7 kilómetros y en ella puedes explorar el Museo del Vino Ribera del Duero. También te recomendamos pasarte por alguna de las bodegas ubicadas en los alrededores de la ciudad. E.g., Dehesa de los Canónigos o Comenge ofrecen visitas guiadas y clases sobre enología. No en vano, este es uno de los mejores lugares para disfrutar de la vendimia.

Para reposar tanta delicia gastronómica, te animamos a visitar tu apartamento en La Casa de mi Abuela. Este alojamiento se encuentra en el pequeño pueblo de Roa, a apenas 20 kilómetros de Aranda, permitiéndote descansar y, al mismo tiempo, servir como base para explorar todo lo que te has programado en esta excursión desde Madrid.

¿Qué lugares para visitar cerca de Madrid te ofrecen esa naturaleza que te apetece descubrir?

La Sierra de Gredos, Buitrago del Lozoya y el Monasterio de Piedra te maravillarán con sus encantos. En todos ellos tienes buenas oportunidades para practicar senderismo o cicloturismo.

¿Qué excursiones desde Madrid te ayudarán a ahondar en la cultura e historia españolas?

Pedraza, Sigüenza, Aranda de Duero y Consuegra son rincones que rezuman mucha historia. Further, puedes combinarlos con visitas a otros pueblos con encanto cercanos.

Si estás planeando una escapada gastronómica, ¿qué pueblos cerca de Madrid te interesan?

Si bien podrás disfrutar de una gastronomía espectacular en todas ellas, te recomendamos Pedraza, Aranda de Duero y Sigüenza para ponerte las botas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Cookies policy, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
​​​​