París desde el sofá: un viatge de 24 horas por la Ciudad de la Luz

París desde el sofá: un viaje de 24 horas por la Ciudad de la Luz


París, popularmente conocida como la Ciudad de la Luz, estuvo a la vanguardia de la Ilustración durante el s. XVIII; no solo por ser el hogar de grandes eruditos del arte, la poesía y la filosofía, sino porque también fue una de las primeras ciudades europeas en alumbrar sus calles de noche.

Si quieres dejar que la luz de esta ciudad ilumine un poco tus días durante este periodo, te traemos la mejor forma de hacerlo. Solo necesitas conexión a internet para hacer un recorrido virtual por su gastronomía, sus museos, sus espectáculos, su arquitectura y sus grandes obras de arte desde la comodidad de tu sofá. Lo tenemos todo pensado para que pases un día memorable.

Bonjour, París!

Empieza el día con un buen petit déjeuner, que literalmente quiere decir «pequeño almuerzo», y no es otra cosa que un desayuno ligero a la francesa. Normalmente suele consistir en unas tostadas de baguette con mantequilla y jamón, una porción de quiche, crepes o cruasanes y un café au lait (café con leche).

Si los cafés parisinos te pillan un poco lejos para hacer un pedido a domicilio, tenemos un plan B. Te traemos los secretos del chef Cédric Grolet para que prepares unos auténticos pain au chocolat (si, tienen un parecido razonable con las napolitanas de chocolate, pero no son lo mismo).

Si los retos reposteros son lo tuyo, tenemos otra receta para que los más intrépidos se pongan manos a la masa y elaboren sus propios cruasanes. También puedes tomar el camino corto y hacerte con unos cuantos en la pastelería más cercana antes de embarcarte en un paseo virtual por las calles de Montmartre hasta la basílica del Sagrado Corazón. Son unos 50 minutos a paso tranquilo a través de callejuelas adoquinadas y locales míticos como La Maison Rose (una cafetería rosa de pies a cabeza) que culminan con unas vistas panorámicas de la ciudad desde lo alto de la basílica.

¿Y para comer? ¡Un atracón de arte!

Tras una mañana tranquila, qué mejor que lanzarse a descubrir los tesoros artísticos de la capital gala gracias a los tours virtuales que permiten conocer algunas de sus exposiciones y galerías más reputadas.

Empieza la tarde sumergiéndote en uno de los museos con más visitantes del mundo: el Louvre. Ofrece varios recorridos virtuales para que explores de cabo a rabo todas sus salas. Descubre los vestigios de la fortaleza medieval sobre los que se asienta, desvela el misterio de sus piezas del Antiguo Egipto y zambúllete en las intrincadas pinturas que decoran sus techos. I, si quieres disfrutarlo a todo detalle, conecta la televisión al ordenador para verlo más de cerca.

Si el arte de plasmar la luz te fascina, te invitamos a empaparte de las obras del Museo de Orsay. Aunque es más pequeño que el Louvre, alberga una enorme colección de arte impresionista y posimpresionista de célebres pintores franceses como Claude Monet, Paul Cézanne y Edgar Degas. En el canal oficial de YouTube del museo, encontrarás vídeos sobre 36 de sus piezas comentadas por expertos.

Para la siguiente parada, te tenemos reservado uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. ¿Lo has adivinado ya? Y es que ninguna visita a París (ni siquiera online) sería lo mismo sin ella: la Torre Eiffel. Este tour virtual de 360º te permitirá acercarte a sus curvas y aristas casi como si pudieras tocarlas.

Però, ¡alto! Antes de empezar a trepar «la dama de hierro», prepárate un pequeño pícnic con todo lo esencial para un almuerzo parisino: 1 baguette, varios tipos de queso, algo para untar, fruta y, faltaría más, un buen vino francés. I, si quieres sentirte como si estuvieras sobre la hierba del mismísimo Campo de Marte, no tienes más que desplegar una manta en el salón et voilà!

Una velada muy chic

Ponte tus mejores galas y descorcha una botella de champán (francés, sobra decirlo), porque esta noche te llevamos a la Ópera de París.

Sus escenarios, que llevan deslumbrando al público más de 350 anys, serán una de nuestras últimas paradas de la jornada. Ahora mismo puedes acceder a las grabaciones de algunas de sus óperas, ballets y sinfonías más famosos en su página oficial. Déjate envolver por un vestuario de fantasía, la belleza de la música y la magia de la escenografía y siéntete como si estuvieras en la primera fila de un teatro con capacidad para 2000 persones.

Y llegó la noche

Ya puedes soltarte la corbata, porque nos vamos de cabaré. ¿Sabías que nacieron en París a finales del siglo diecinueve y que el Moulin Rouge fue uno de los primeros locales en ofrecer estos extravagantes espectáculos? Aunque las actuaciones de esta histórica sala no están disponibles online, en el canal de Cabarets-world TV, podrás acceder a montones de espectáculos en los que no faltan las plumas y las lentejuelas.

Como broche de oro para culminar la jornada, despídete de una resplandeciente Torre Eiffel. Al caer el sol, miles de luces parpadeantes iluminan a la dama de hierro cada hora, una experiencia nocturna incomparable. Deja que sus destellos dorados te arrullen antes de irte a dormir para que disfrutes de una bien merecida noche de descanso.

Todas las fotos de este artículo son cortesía de Pexels, un banco de imágenes de alta calidad que tiene por objetivo apoyar a los artistas. Nos hemos asociado con esta plataforma para mostrarte el lado más visual de este mundo a través de las mejores fotografías. Porque una imagen vale más que mil palabras.

Fotos de Pexels

¿Te has quedado con ganas de más?

Si quieres seguir deambulando por la ciudad de los artistas y los cafés, ¡esto no ha acabado aquí! Por algo París era una fiesta.

Te proponemos correr un rato junto al Sena, pasear por los bellísimos jardines de las Tullerías o incluso conducir por las calles de París. También puedes echar un vistazo a los escaparates de la elegante avenida de los Campos Elíseos hasta llegar al imponente Arco del Triunfo. Aunque un terrible incendio devastara parte de Notre Dame de Paris en 2019, puedes hacer un tour en 3D por su interior para descubrir la riqueza cultural de la catedral y aprender sobre su pasado, presente y futuro.

Sea cual sea el itinerario que elijas, te deseamos une bonne exploration virtuelle o en cristiano: ¡que disfrutes de la visita virtual!

¿Quieres más información?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
​​​​